EL CANARIO SILVESTRE (SERINUS CANARIA)

EL CANARIO SILVESTRE (SERINUS CANARIA)

Por Francisco Javier Manchado – CN N594   DESCRIPCIÓN Y HÁBITAT El canario doméstico actual tiene su origen en el “Canario Silvestre”. Serinus Canarius Canarius, es una especie endémica de la fauna macaronésica cuyo hábitat es todavía frecuente en las islas de Tenerife, Gran Canaria, El Hierro , La Palma y La Gomera. Habita en bosques y campos cultivados hasta una altitud de 1.800 metros sobre el nivel del mar, junto a pequeños cursos, fuentes o charcos de agua limpia. No existe un evidente dimorfismo sexual, pero los machos suelen tener un color más vivo, ya que incluso dependiendo del lugar donde habitan, dentro de una misma isla se pueden observar pigmentaciones más o menos intensas, lo cual está motivado por el tipo de alimentación ingerida. Esta especie está muy próxima a su pariente en género: el verdecillo. En cómo se produjo su asentamiento, desarrollo y evolución pueden barajarse varias teorías. Posiblemente el canario debió formarse a partir de bandadas aisladas de verdecillo procedentes de poblaciones migratorias europeas que, al quedar aislados en el archipiélago canario, sufrieron los típicos procesos de especiación tan frecuentes en las poblaciones insulares. El canario silvestre tiene una talla ligeramente superior a la del verdecillo, oscilando entre doce y doce centímetros y medio. Su pico es cónico y pigmentado de un color gris oscuro, al igual que las uñas. El tono general del plumaje es verde grisáceo, siendo los matices verdes y amarillos más intensos en el macho que en la hembra. El primero presenta diseños amarillos en la frente, cejas, garganta, pecho y obispillo, si bien no son tan nítidas como en el verdecillo. En ambos sexos la región abdominal es blanquecina, las patas blanco grisáceas, las plumas...